FOTOPERIODISMO DE BODAS EN MÁLAGA

Pues esta soy yo.

Antiguamente me hacía llamar fotógrafa, y hoy también, pero también cuento historias que ocurren en la vida y en el amor.

Solía realizar fotografías de moda. Pero mi mentalidad cambió y empecé a enfocarme en algo que tuviera mucha más vida, como es la fotografía de boda y de retrato también.

Al final busco que los resultados nazcan de esa consciencia que he adquirido con los años, e implicarla en los resultados de todas esas experiencias que desean ser contadas.

Fotografía consciente con historia se podría llamar... Ando captando y contando con detalle para que el olvido no se lo acabe comiendo todo.

MI MÉTODO DE TRABAJO

¿Posados? bueno, creo que cuando se trata de contar una historia no debemos hablar de actores, si no de personas reales. Soy consciente de que mucha gente los sigue buscando, pero las historias solo se cuentan desde la naturalidad, desde lo sumamente real.

Eso también conlleva ver que la gente disfruta sin darse cuenta ni de que estoy ahí.  Y que bailen, rían, se manchen los trajes hasta arriba de barro si es necesario y que se lo gocen hasta donde sea necesario.

Que la vida está para mancharse entero.

MIS VALORES

Este trabajo para mí, es ya más que un negocio de fotografía.

Soy el ojo con el que contar historias.

Que éstas sean capaces de mantener toda la frescura en el tiempo. Da igual el que pase. Por que se que esas historias teletransportan. Con todo lo bueno que eso conlleva.

La confianza es de las cosas más importante para mí a la hora de trabajar con otras personas. Debo sentirla y debe ser mutua. Que aunque nos hayamos conocido ahora, sientan que la historia que voy a crear, les va a representar sin dudas y sin exigencias. Así debería ser siempre en todos los aspectos de la vida.

Y sin duda alguna la empatía. Ésta forma parte de lo más necesario para poder ofrecerles a mis clientes lo que esperan de sus historias; de sus fotografías. Ponerme en la piel de ambos es básico si quiero dejarles algo que sea capaz de emocionar e ilusionar a partes iguales.

MIS CLIENTES

Los ha habido de muchos tipos hasta el día de hoy, pero si algo tenían en común todos, es lo real de su presencia. Es necesario que haya una consciencia de lo que significa verdaderamente el amor.

Da igual el tipo de ceremonia, el estilo de las personas.

Si el amor es real, los formatos no importan.

Los detalles me dan vida y se la acaban dando a los que me rodean. Los detalles que quizá pasan desapercibidos pero que para mí son introducción, nudo y desenlace.

Esos que cuando hay tanto barullo de amor, fiesta, gente, se clavan en mi retina (y en consecuencia en mi cámara), para que todo ese jaleo no los deje desvanecerse sin más.

Son la guinda en el momento perfecto. Y por eso voy tan detrás de ellos.

ALGO SOBRE MÍ

Queremos saber más.

Antes de nada, dejadme vuestro email aquí y os enviaré un formulario para que rellenéis. Con esta primera toma de contacto podré saber más sobre lo que necesitáis y tener la certeza de que encajamos para seguir adelante con el principio de vuestra historia.