FOTOPERIODISMO DE BODAS EN MÁLAGA

"El arte de vivir… no es ni una deriva descuidada por un lado ni un apego temeroso al pasado por el otro. Consiste en ser sensible a cada momento, en considerarlo absolutamente nuevo y único, en tener la mente abierta y totalmente receptiva."

- Alan Watts -

AY... COMO NOS REGOCIJAMOS...

Yo como fotógrafa de bodas, bueno mejor diré como fotógrafa que soy y nostálgica que soy, siempre digo que qué mejor recuerdo que tener unas fotos del presente para recordar en un futuro nuestro pasado. Creo que es una de las mejores maneras, junto con el recuerdo de un olor que te teletransporta o una canción que quizá oíste un día en un momento concreto y que en un posible futuro te haga de nuevo dar marcha atrás. En este caso quería hablar de las fotos/videos, por que es verdad que parece que la gente hace fotos y luego nunca más las vemos. Pero debo decir que eso es mentira. O por lo menos en mi caso es mentira. No sabéis la de ratos que hemos echado viendo videos y fotos horas y horas, pero bueno, estábamos un poco caritrinis, todo hay que decirlo. Pero claro si las fotos se multiplican por millones... las posibilidades usarlas para recordar se reducen. Siempre he sido una loca del pasado. Sacaba fotos a todo y todos con el temor de perder esos momentos. Lo que pasa que yo lo hacía obsesivamente. Tenía tantas fotos de cada evento de mi vida que al final no tenía suficiente vida para verlas todas. A parte debo aceptar que con mi caritrinez iba haciendo caritrini a los que me rodeaban que iban haciendo lo mismo que yo. Puedo decir que era un poco enfermizo. Y todo por el miedo a perder cada ratito que me echaba con amigos, o fiestas, o viajes, o estando mismamente en casa... Cualquier momento era perfecto para sacar tropecientas fotos. Así no puedo negar que luego esas fotos no se vean. ¡Cómo las vamos a ver si necesitaríamos cada hora de nuestra vida para ver carpeta por carpeta! Y eso es el famoso Ego, que se empeña en mantenernos arraigados a algo que hubo y que no queremos perder. Y se pone a recordar, y si no lo tenemos en imágenes, nos ponemos a recordarlo por medio del diálogo interno que es aun peor. La mayoría de nosotros tenemos un apego muy fuerte a nuestro pasado. Y es normal, por que al final por medio de los recuerdos el Ego se siente representado y justificado a decir, "eh! hoy eres así por eso. Por ese momento! Por aquella frase. Por aquella fiesta en la que pasó aquello. Y así nos justificamos eternamente. Al final sí que hay una diferencia cuando recordamos solo por medio del dialogo interno o a través de imágenes o medios digitales. Y es que por medio de nuestro recuerdo lo que hacemos no es recordar solo momentos o hechos, sino interpretaciones. Las cuales son muchas veces solo nuestras. Cada uno de nosotros creamos interpretaciones de cada minuto que vivimos, aunque los vivimos con otras personas. ¡Qué poderoso es el cerebro amigos! Y junto con el Ego... ya se crea una combustión de las que pueden explotar y distorsionar el presente, quemando a su vez el buen futuro posible. Pero con los medios digitales podemos ver esos momentos exactos y decir vale... quizá no fue así como yo dije, sólo. El poder también de las imágenes que el recuerdo olvida y cree vívido. Con el tiempo y el largo trabajo interior me he dado cuenta de todo esto, y ahora ya no saco fotos sin más. No disparo por disparar. No guardo carpetas de miles de caras, con miles y miles de momentos que se pierden en un disco duro, por que ya en álbumes no caben. Ahora rescato sólo aquello que es verdaderamente digno de rescatar de ese tiempo que se escabulle cada día. Y lo almaceno entre mis cosas sabiendo que seré capaz de verlo y disfrutarlo conscientemente. A parte de no creer que todo lo que recuerda mi cerebro es verdadero. Hay mucho más allá en el subconsciente de lo que creemos desde los recuerdos. Cuando llegue el tiempo de la recapitulación en el último momento de nuestra vida, ya veremos todas aquellas miles de imágenes que hoy dejamos pasar. Mientras, pues sí, por qué no. Hagamos fotos para teletransportarnos, hagamos videos para recordarnos. Pero equilibremos los recuerdos.

RoAddict Photo

8/6/20231 min read

Si quieres yo lo hago por ti. Que para algo soy fotógrafa y ser humano errado tratando de hacer una mejor versión con el tiempo.

Sacaremos cada momento importante pero sin volvernos locos. Que la cuestión no es cantidad, sino calidad. Y ser sensible a cada cosa nueva que nos entra por el ojo y por la piel del presente.

¿Y tú, qué opinas?

Abrazos!